QOLLPANA, EL PRIMER GRAN PASO EN BOLIVIA PARA LA ENERGÍA CON VIENTO

Desde la comunidad de Qollpana, Cochabamba, el viento envía al Sistema Interconectado Nacional (SIN), 27 megavatios de energía, impulsando a plenitud, en esta época del año, los 10 aerogeneradores de la primera planta eólica con la que cuenta Bolivia.

Esta inicial potencia ya ilumina y da desarrollo a varias poblaciones rurales y, aún más, permite inyectar energía limpia a la matriz energética del país, sin el daño colateral de la emisión de gases de efecto invernadero y representa el primer gran paso de Bolivia para el desarrollo de energía con el viento.

OTRAS TRES PLANTAS EÓLICAS

En ese avance, se anuncia para este año la inauguración de otras tres plantas eólicas; en San Julián, El Dorado y Warnes, las tres en el departamento de Santa Cruz, con lo que se prevé sumar 108 megavatios. El Estado también tiene en proyecto el parque La Ventolera, en Tarija, y Qollpana III que, en conjunto, podrán generar cerca de 180 megavatios. Qollpana, ubicada en el municipio de Pocona, de la provincia Carrasco, en el

Departamento de Cochabamba es, según estudios de medición eólica realizados por la empresa estatal ENDE Corani, uno de los parajes más ventosos de Bolivia, capaz de alterar el equilibrio a las personas, sacudir vehículos e impulsar las gigantescas hélices de las torres, lo que se constató en una visita al lugar.

El desarrollo de las energías renovables impulsado por el Gobierno cuenta con la cooperación de Alemania y en este marco fue que en julio se realizó una inspección a la planta de Qollpana. La comitiva fue encabezada por el Viceministro de Electricidad y Energías Alternativas, José María Romay, el Embajador de la República Federal de Alemania, Stefan Duppel, el presidente de ENDE Corporación, Marco Escobar, y el gerente general de ENDE Corani, Gerardo Borda.

Duppel y una delegación de técnicos de la Cooperación Alemana al Desarrollo(GIZ), para la asistencia técnica a proyectos de energías renovables, donaron a la empresa ENDE Corani, filial de ENDE Corporación, un dron de precisión que servirá para realizar inspecciones periódicas en Qollpana y a las torres de medición, además de permitir el levantamiento topográfico para nuevos proyectos eólicos en la región y el país.

QOLLPANA

La primera planta eólica denominada Qollpana I fue instalada en 2014 con dos aerogeneradores que impulsan, cada uno, 1.5 megavatios. Este proyecto, considerado piloto, fue el pionero y dio lugar, en 2016, a Qollpana II con el emplazamiento de ocho nuevas torres eólicas de industria alemana, según datos proporcionado por el gerente general de ENDE Corani, Gerardo Borda.

Cada uno de los ocho aerogeneradores, de marca Enercon, tienen aspas de 38.8 metros de largo, torres con una altura de 78 metros y capacidad de producir tres megavatios de energía intermitente, según la velocidad del viento.

Qollpana, además, cuenta con una subestación que permite integrar la energía de la planta eólica al Sistema Interconectado Nacional. La fase III del proyecto, que ya cuenta con estudios de emplazamiento, podría sumar 50 megavatios de energía limpia para el país.

“El Parque Eólico Fase II fue realizado con una inversión de 335 millones de bolivianos, financiado en su totalidad por el Fondo de la Revolución Industrial Productiva (FRINPO) del Estado Boliviano y un pequeño aporte propio de ENDE Corani”, explicó Borda.

ENERGÍAS LIMPIAS

Bolivia tiene uno de los potenciales más grandes a nivel mundial para la generación de energías limpias, con recursos renovables, según estudios realizados por el Gobierno y la cooperación alemana. Prueba de esto es el éxito de las plantas eólicas de Cochabamba, solares de Oruro y las hidroeléctricas emplazadas en varios departamentos que están permitiendo a Bolivia cambiar la matriz de generación de energía, según los expertos.

Si bien gran parte de la electricidad generada en el país proviene de las termoeléctricas a gas, las energías renovables van ganando espacio. “La parte hidroeléctrica y la parte renovable en general, hoy en día tienen una participación importante. Tenemos un 21% de generación, de capacidad instalada, hidroeléctrica; la energía solar tiene participación de casi 4.8%; la eólica con un 0.8% y; la energía biomasa con un 2.3%”, indicó el viceministro José María Romay. “En hidroeléctrica, energía impulsada por el agua, el país tiene un potencial de 40 gigavatios, y actualmente se aprovecha solo un 5%. Creemos que ese potencial enorme nos permitirá en un futuro próximo la integración con otros sistemas eléctricos regionales”, dijo en su visita a Qollpana.

Reiteró que entre los proyectos importantes se priorizan los de energía renovable. “Tenemos los parques eólicos en Santa Cruz y Tarija, las hidroeléctricas de Irivizú en Cochabamba y Miguillas en La Paz y la energía geotérmica en el sur del país, Potosí”.

“Bolivia tiene uno de los potenciales más grandes a nivel mundial para la generación de energías limpias, con recursos renovables…”

“La fase III del proyecto, que ya cuenta con estudios de emplazamiento, podría sumar 50 megavatios de energía limpia…”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.