TENDIDO ELÉCTRICO GENERA POLÉMICA, MENONITAS RECHAZAN INSTALACIÓN DE POSTES EN PAURITO

La Gobernación de Santa Cruz asegura que la colonia menonita Santa Rita ubicada en Paurito, alude motivos religiosos. El abogado de la comunidad acusó a la entidad cruceña de favorecer a un particular

La instalación de un tramo del tendido eléctrico en la localidad Paurito genera polémica. La colonia menonita Santa Rita, ubicada en esta región, rechaza el emplazamiento de postes sobre su comunidad y denunciaron, a través de su abogado, que esta obra pretende beneficiar a un hacendado. La Gobernación negó esta aseveración y dijo que la comunidad se rehúsa a la obra por factores religiosos.

El caso salió a luz en un informe presentado en el programa El Camino Del Delito que se emite por el canal Sitel. En el reporte audiovisual, un hombre- que se identifica como abogado de los menonitas – denunció que el tendido eléctrico perjudica a la comunidad e impide que realicen sus actividades agrícolas.

Incluso dijo que la obra quiere favorecer a un “hombre adinerado” que pretende urbanizar esa zona.

No puede ser que la Gobernación bote los fondos públicos para beneficiar a una sola persona. Qué casa podemos ver acá, esto es pastura y sembradíos. Al fondo hay la propiedad de un señor adinerado al que se quiere favorecer», dijo el abogado.

Mientras que algunos de los colonos indicaron que la instalación se está realizando a la fuerza y que no solicitaron la electrificación, porque trabajan con motores de generación desde hace varios años. El reporte agrega que otra comunidad vecina a la colonia realizó el pedido de electrificación sin tener resultado positivo.

Desde la Gobernación de Santa Cruz negaron estas acusaciones. Señalaron que la zona donde se desarrolla este conflicto es en la comunidad Tijeras, ubicada en Paurito. Incluso indicaron que la obra es un proyecto que data del año 2020.

Eduardo Ibáñez, director de Hidrocarburos y Energía dijo que incluso se tenía el aval de la comunidad menonita; no obstante, después la colonia se dividió en dos bandos; uno apoya la obra y otro rechaza el proyecto alegando temas religiosos.

El funcionario descartó que el tendido solo beneficie a una persona. Al contrario, informó que el proyecto favorecerá a 44 familias ubicadas en esta zona rural.

Incluso acusó a la colonia menonita de destruir parte del trabajo realizado por la Gobernación. Por esta razón el caso pasó a la dirección de Servicios Jurídicos. Esta medida se adoptó por el daño que han realizado a la obra que, según Ibáñez, tiene todo el respaldo legal.  

Incluso sostuvo que la destrucción de postes impidió que la Cooperativa Rural de Electrificación (CRE) realice la energización del tendido en varias oportunidades.

Desde la CRE, Pedro Malsenido, gerente de Ingeniería dijo que la cooperativa no tiene ninguna responsabilidad en el tendido eléctrico de la zona de Paurito y la comunidad Las Tijeras.

La línea es construida por la Gobernación y CRE no recibe líneas de terceros sin antes hacer una verificación de la calidad constructiva de la misma. En este caso, todavía no podemos opinar porque no hemos recibido ninguna documentación técnica, ni sobre el propósito del proyecto”, indicó.

El proyecto tiene un costo superior al millón de bolivianos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.