BATERÍAS DE LITIO, ENERGÍA VERDE Y COCHES ELÉCTRICOS SE ANTICIPAN PARA EL 2022

Actualidad boliviana

Sin duda esta temática es de actualidad y reflexión en círculos empresariales, dentro del Estado y entre analistas especializados. En ese sentido, La Razón, junto al periódico Clarín de Argentina, desarrollará este 30 de marzo a las 17.30 el foro virtual “Oportunidades y desafíos de la industria del litio”.

Participarán el experto boliviano en baterías y la cadena del litio, Herwing Borja, el analista chileno Daniel Jiménez, de la consultora IliMarkets, el presidente del Centro de Ingenieros de Argentina, Pablo bereciartúa y el inversionista paraguayo, Carlos Gill.

Borja abordará el tema “Cuáles son los eslabones de la cadena de la industrialización del litio”, Jiménez hablará sobre “Cómo encara Chile la industrialización del litio desde el punto de vista del negocio”, Bereciartua se enfocará en “Qué debe hacer un país hacer para ser un “key player” en la industria del litio” y, finalmente, Gill hablará de “Por qué el litio debe ser de interés de los inversionistas”.

Será un evento gratuito y abierto que se transmitirá por la página de Facebook de La Razón y de las instituciones que apoyan el evento, como la Cámara Nacional de Comercio, entre otras.

Minería: tendencia a la innovación

Sin duda, el sector minero, en el mundo, ha sido uno de los mayores beneficiados en la recuperación del COVID-19. Los paquetes de recuperación de varios países han activado la demanda de materias primas como el cobre, el mineral de hierro y el litio dado que se necesitan más metales para la electrificación y la transición hacia la energía limpia.

En este sentido, apunta el informe, las tendencias crecientes en la minería deben determinar y exigir innovaciones necesarias para abordar sus impactos ambientales y sociales negativos, por lo tanto, con el apoyo de una producción más limpia, se pronostica que el mercado mundial del acero crecerá en 557 millones de toneladas durante 2021-2025, progresando a una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 6,32 %.

Por su parte, Bolivia tiene previsto comenzar para entre los años 2023 y 2025 la producción de carbonato de litio a nivel industrial en un estimado de 15 mil toneladas anuales. El presidente ejecutivo de Yacimiento de Litio Bolivianos (YLB), Carlos Humberto Ramos, en declaración al portal noticioso “Rumbo Minero”, aseguró que el 2023 será el año de la fase piloto de producción de carbonato de litio, en la planta de Llipi, ubicada en el sudoeste potosino; sin embargo, el salto a la fabricación de baterías de litio aún deberá esperar.

“La producción de carbonato de litio es apenas un paso en la industrialización de ese metal, por cuanto, para llegar a la fabricación de baterías, primero se debe producir cátodos de litio”, explicó.

Un informe reciente de la Agencia Internacional de Energía, publicado por el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG), indicó que la demanda del litio aumentará 42 veces para 2040. Desde las esferas estadounidenses se advierte sobre el “optimismo pospandémico” en los países del Triángulo del Litio (sistema de salares andinos ubicados entre Argentina, Chile y Bolivia) dadas las expectativas de una demanda vertiginosa de baterías para el almacenamiento de energía y el mercado global de vehículos eléctricos en rápida expansión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.