DECRETO AUTORIZA A SECTOR INDUSTRIAL MIGRAR AL SISTEMA INTERCONECTADO NACIONAL

ABI | El gobierno nacional aprobó el Decreto Supremo 4794 que permite al sector industrial cambiar la fuente de alimentación eléctrica y migrar al Sistema Interconectado Nacional (SIN), que aprovecha la eficiencia de los ciclos combinados y las energías limpias, como las hidroeléctricas, fotovoltaicas, eólicas y biomasa, que son amigables con el medio ambiente.

El objetivo de la norma es promover el uso eficiente de la energía y avanzar en la transición energética.

Desde 2006 hasta 2021, el Estado invirtió más de $us 3.737 millones en proyectos de generación, transmisión y distribución para consolidar un sistema eléctrico robusto.

En la actualidad se tiene una capacidad instalada de generación eléctrica de 3.822 megavatios (MW), mientras que la demanda interna nacional es de aproximadamente 1.601 megavatios (MW).

“Esto significa que el Estado Plurinacional cuenta con suficiente capacidad instalada para cubrir la demanda energética industrial, un rubro que es creciente en nuestro país gracias a la reactivación económica”, señala un reporte institucional.

El gabinete de ministros del presidente Luis Arce aprobó la norma para que las industrias, que demandan grandes cantidades de electricidad, puedan integrarse al SIN y así beneficiarse de un sistema eléctrico estable, confiable y de calidad.

La energía del SIN para la categoría industrial a nivel nacional está subvencionada en aproximadamente 65 centavos por kilovatio hora (kWh) en promedio, tarifa inferior a la domiciliaria, lo que se constituye en otro beneficio que brinda el gobierno nacional para apoyar al sector industrial.

El decreto supremo 4794 viabiliza que la industria pueda migrar al SIN en un periodo de un año a partir de la aprobación de la norma, posibilitando que el sector industrial se convierta en actor activo de la transición energética en un cómodo plazo.

La estrategia del gobierno nacional es reducir la contaminación ambiental mediante la disminución del uso de combustibles fósiles para la generación eléctrica, en el marco de la transición energética y del compromiso internacional de Bolivia para el cuidado de la Madre Tierra. Es por ello, que priorizamos la incorporación de energías renovables y la utilización de la capacidad de nuestro sistema interconectado.

Es por esa razón, que a través del Programa de Desarrollo Económico y Social (PDES) 2021 – 2025, se proyecta cubrir un 75% de la demanda eléctrica nacional con energías alternativas y renovables para el Bicentenario de Bolivia.

Decreto

El decreto supremo modifica el Reglamento de Distribución de Gas Natural por Redes que forma parte del Anexo del Decreto Supremo N° 1996, de 14 de mayo de 2014 y cambia la definición ‘Categoría Industrial’ de la siguiente manera: “Uso del Gas Natural como combustible en establecimientos industriales que tienen como finalidad transformar las materias primas en productos elaborados”.

Las industrias podrán generar su propia energía eléctrica utilizando fuentes renovables como la solar. Para ello, tenemos la normativa de la Generación Distribuida que viabiliza la generación de energía eléctrica, utilizando esa fuente para su autoconsumo.

Esta medida se aplica en la línea de la política de Estado de promover la generación de energías con fuentes alternativas y renovables más amigables con el medio ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.